El árbol de levas, ¿mito o realidad?

arbol de levas

Hoy hablaremos de otra de esas piezas que nos suena pero que no solemos tener ni idea de para que son o como funcionan. El árbol de levas.

Seguro que os sonará de que alguna vez, cuando hemos ido a comprar un coche nuevo, el vendedor nos ha indicado que tal o cual vehículo tiene tantos puntos de apoyo en el árbol de levas más que otro modelo, nos ha remarcado su importancia, hemos asentido con la cabeza dándole la razón, pero nos hemos queda como quién oye llover. Pués hoy os vamos a explicar cual es su importancia y como actuar ante semejante elemento mecánico.

La función del árbol de levas no es otro que controlar la apertura y cierre de las válvulas de nuestro coche, permitiendo que la mezcla de aire y combustible en el interior de los cilindros sea la correcta en cada momento, para así obtener el mejor rendimiento del motor. Esta función la realiza por un movimiento rotativo que impulsa lo que se viene a llamar palas o levas que accionan la apertura y cierre de dichas válvulas. Haciendo ese movimiento rotativo mediante un sistema de muelles.

Se encuentra situado en la culata y básicamente es diferente para cada motor, siendo la pieza clave que hace a los motores tener rendimientos distintos. Las combinaciones en la mezcla aire/gasolina, así como el tiempo de apertura de las válvulas, son lo que hace esa diferencia y permite rendimientos diferentes en motores de cilindradas y prestaciones, a priori, similares.

El accionamiento del árbol de levas se produce gracias a la distribución del motor. Su movimiento rotativo viene dado por el movimiento del cigüeñal, que a su vez está unido a otra pieza de la que ya hemos hablado aquí, la correa de la distribución. Formando todas estas piezas un conjunto vital para el movimiento del motor.  ¿Os vais ya dando cuenta de la importancia de este elemento?

Al estar hablando de una pieza que gira y gira y gira, que lo forman muelles, rodamientos y muchas cosas pequeñitas que se mueven, no hay que decir que lo más importante para su  mantenimiento es la lubricación. Ya que las averías en el árbol de levas se deben siempre por desgaste de sus componentes, y ese desgaste puede ser por dos motivos. Por tener muchos años y mucho uso y producirse holguras en sus componentes, o que esto ocurra por una falta de lubricación debida a un mal mantenimiento.

Tened en cuenta que una avería en el árbol de levas es muy cara, y teniendo en cuenta que una de las cosas que hay que hacer para alargar su vida es controlar el aceite del coche. Procura mantener siempre el nivel recomendado por el fabricante y cámbialo de forma regular y exige en tu taller que usen un aceite de calidad. En TGS te daremos todas las garantías de que nuestros aceites, y demás líquidos que usamos, reúnen las mejores características que tu  motor necesita. Con eso evitarás que un nivel bajo aceite o una mala calidad del mismo, provoque desgaste prematura y te ocasione una de esas averías que te harán pensarte en cambiar de coche.

Aun teniendo cuidado con la lubricación,  si notas que tu coche tiene alguno de estos comportamientos, no dejes de acudir lo antes posible a tu taller de confianza para que lo revisen.

– Ruidos de traqueteo: un traqueteo en el motor puede ser debido a un mal aclopamiento de los engranajes  o un desgaste excesivo de los soportes o casquillos que puede estar afectando al juego axila del árbol y haciendo que su giro no sea correcto.

– Chirrios estridentes: este síntoma será fácil de reconocer por lo escandaloso de su manifestación. Si ese chirrido viene del árbol de levas, te está diciendo que está a punto de griparse o que alguna de las levas esté rota o tenga una holgura excesiva.

arbol de levas

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Si te ha gustado este post, ¡compártelo!