El buen aspecto de tu coche, empieza por la tapicería

La frita

¿Eres de los que te gusta tener el coche limpio? o de los que dejan que se lo limpien. De cualquier forma que seas, si quieres que tu coche tenga un buen aspecto, es importante fijarnos en la tapicería. Da igual que el exterior brille, si en el interior miras, y pareces que estás entrando en una mazmorra de la edad media, de nada vale tus esfuerzos en que la llantas reluzcan o la carrocería parezca como salida de fábrica.

En TGS, cuidaremos mucho de no ensuciar tu coche mientras trabajamos en el y lo limpiaremos cuando terminemos, pero la parte de la tapicería es un trabajo que deberás hacer de forma regular, no solo cuando nos lo traigas.

Puedes llevar el coche a un lavadero y dejar que los operarios usen productos específicos para el exterior e interior, pero reconozcamos, que eso es algo que en la vida de nuestro coche haremos 5 o 6 veces como mucho. Normalmente nos conformaremos con la limpieza exterior.

Si estás dispuesto a invertir un poco de tiempo, te garantizamos dos cosas. Que ahorraras dinero y que tu tapicería lucirá, si no como el primer día, como mucho, como el primer mes.

Solo sigue estos consejos que desde TGS te damos y verás que, a parte de obtener el resultado que te comentamos, disfrutarás haciéndolo.

Hay muchos productos especiales para estos trabajos, cualquiera puede ser de utilidad, pero te recomendamos que siempre sigas sus instrucciones, sobre todo en lo referente a frotar o no, ya que dependiendo del producto, si lo haces o no, dependerá del resultado y en el peor de los caso puede ser negativo para tu tapicería.

Si prefieres probar remedios caseros, los de toda la vida, sabrás que estos llevan la garantía de calidad que ha sido transferida de generación en generación:

Chicle: Esto es más fácil de lo que parece, tan fácil como endurecerlos con un hielo y, con cuidado, retirarlos con una espátula.

Vómito: El más temido y difícil de todos, en este caso la mejor solución es utilizar jabón y agua lo antes posible para retirar la mancha y, en este caso, si habrá que frotar. Pero se coherente, y no frotes con demasiada fuerza ya que podrías dañarla.

Tinta: mezclaremos alcohol y agua a partes iguales en un recipiente y aplicaremos sobre la mancha.

Café: con agua fría y limpiador para cristales, dejamos actuar y frotamos levemente

Grasa: mezcla agua y desengrasante, en una proporción en la que el desengrasante no supere una tercera parte

Chocolate: con jabón líquido y un trapo húmedo deberíamos ser capaces de eliminar este tipo de manchas.

Maquillaje: para limpiarlo, lo mejor usar desmaquillador líquido (poco a poco, ya que algunos pueden ser corrosivos), pero si no lo tenemos a mano, el detergente de lavadora de toda la vida es la mejor opción.

También te recomendamos, si te vas a encargar tu de esta mantenimiento de tu coche, que compres también productos específicos de limpieza, ya que las espumas secas dan unos resultados estupendos o las cremas nutritivas en caso de que tu tapicería sea de cuero o piel.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Si te ha gustado este post, ¡compártelo!