El caudalímetro, ese gran desconocido

Caudalímetro

¿Sabéis lo que es el caudalímetro del coche? pues es una pieza de esa que no se suelen romper, pero que cuando lo hace, cuesta dios y ayuda averiguar que se ha roto. Si no fuera por las centralitas que montan los coches desde hace años, y que está directamente conectada a el, un fallo en el caudlímetro se convertiría en esa avería que vuelve locos a mecánicos y conductores hasta que dan con ella. Y como bien dicen en la jerga militar, conoce bien a tu aliado, pero conoce mejor a tu enemigo, os vamos a explicar que es, para que sirve y a reconocer cuando un fallo puede estar relacionado con esta pieza.

El caudlímetro es un sensor que viene habitualmente montado después del filtro del aire y mide la cantidad de aire que el motor aspira. Viene tanto en coches diesel como gasolina. Lleva una conexión eléctrica que envía información relativa a la cantidad de aire que pasa por la admisión, a la centralita del coche. 

Esta analiza dicha información y siguiendo los datos que vienen en la configuración del coche, ajusta la cantidad de combustible que inyecta al motor, para que la combustión sea la adecuada, regulando también el consumo. Al equilibrar la cantidad de combustible, la combustión es más eficiente, haciendo que el motor rinda de forma adecuada, reduciendo a su vez la contaminación.

Al ser un elemento conectado a la centralita del coche, cuando se produce un fallo es detectada por la misma, y como no afecta al funcionamiento del motor, el coche sigueriá rodando, pero la centralita lo pondrá en modo de emergencia. Algunos modelos vienen de serie con un testigo específico para detectar este fallo y en su caso, se encenderá.

Pero se puede dar el caso que los sensores no funcionen bien o no detecten el mal funcionamiento del caudalímetro. En tal caso, si tu vehículo tiene alguno de estos síntomas, y lo llevas a un taller, no olvides decirles que lo revisen.

– Si tu coche sufre una pérdida de potencia notable.
– Humo negro u oscuro pro el tubo de escape
– Alteraciones en el funcionamiento del motor en ralentí
– Si la admisión de tu coche está obstruida, puede venir dada por el mal funcionamiento del caudalímetro.

Si te falla o crees que te falla y el ordenador de tu coche no detecta nada, lo mejor es llevarla a un taller para que enchufen el coche al ordenador de diagnosis y así ver si realmente el problema viene de ahí. En TGS tenemos toda la tecnología necesaria para este tipo de problemas.

Una vez detectada su mal funcionamiento, la solución es simple, cambiarlo por uno nuevo, ya que al ser una pieza muy delicada, su reparación nunca dará garantías. Y teniendo en cuenta que es una pieza que, dependiendo del modelo de coche, su precio rondará entre los 40 y 150 euros, el riesgo no merece la pena correrlo.

Sobre mantenimiento, no podemos decir mucho, ya que se sitúa en un lugar de difícil acceso, y el modo de conducción no le afecta. Solo decir que no le gusta ni la humedad ni el aceite, o sea, que mantenla lejos siempre de esos dos elementos.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Si te ha gustado este post, ¡compártelo!