¿En qué se diferencian un coche y un coco?

Coco coche

La respuesta es obvia, aunque si eres de los que no lo saben, te diremos que tengas cuidado cuando vayas a comprar un coche, no sea que te vendan un coco.

Y te preguntarás a que viene esto. Bueno, en nuestro afán de daros contenidos interesantes, le hemos dado vueltas a nuestro coco y nos hemos parado en una parte de los coches que nos parece interesante y que es un tanto desconocida por el gran público y puede que os interese a vosotros. Nos referimos a los materiales que se usan en la fabricación de los coches.

Chistes viejos a parte, y si lo vemos desde el punto de vista de la fabricación de un coche. Existe una relación entre ambos. Aunque no os lo creáis, el coco, una vez tratado, se convierte en un material usado en la fabricación de coches.

No se ha usado siempre, es más, se está empezando a usar desde hace poco años, como sustituto de algunos plásticos que van en zonas que requiera una dureza especial. El coco es un fruto cuya piel es de las más duras de la naturaleza, pero a la vez es un material fibroso. Tratándolo de la manera adecuada, se obtiene un material idóneo que puede sustituir a otros materiales que procedan del petróleo, con lo que se abaratan costes.

¿Como se trata el coco para ser usado en un coche?, lo primero que se hace es separar la piel, la fruta y el agua que contiene. La fruta y el zumo, se venden a empresas especializadas para su tratamiento alimenticio. Y la cáscara o piel, compuesta de fibra y polvo húmedo esponjoso, se deja secar.

Una vez seca, se muele hasta obtener un polvo que se moldea con la forma que se quiera hacer y mediante un proceso en el que se le aplica altas temperaturas, se hace lo que se llama un moldeo de alta presión. Obteniéndose el producto final con la forma requerida.

Cuando este proceso se ha realizado, el resultado es una pieza ligera y muy resistente. Un resultado que sustituirá a muchas de esas piezas que habitualmente son fabricadas con derivados del petróleo. Y que habitualmente van ensambladas en partes como las partes altas y bajas de las puertas, tiradores, salpicadero, huecos para dejar objetos e incluso, y debido a su resistencia a los arañazos, el panel central.

El uso de materiales como el coco, no solo abarata el coste, como ya hemos dicho, si no que genera una nueva línea de negocio para las empresas que tratan con esta fruta.

En resumen, el uso del coco en los coches, genera riqueza, es ecológica y además es un material reciclado, ya que los cocos que se usan para este fin, son los cocos que las empresas desecharían como aptos para el consumo, o sea, todo beneficios.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Si te ha gustado este post, ¡compártelo!