Mi sueño, tener un super deportivo

Si, ese puede ser el sueño de mucha gente. Tener uno de esos super coches que hacen que la gente vuelva la cabeza cuando pases delante de ellos. Esos que tienen diseños alucinantes y colores imposibles de replicar. Y con esos motores que harán volar de un sitio a otro a más de 300 km/h.

Pero espera, a parte de que en ninguna carretera española podrás ir a 300km/h,  ¿te has parado a pensar lo que vale un super deportivo? y no me refiero al precio que pagarás por el.  Me refiero a lo que te costará mantenerlo.

Una vez, en un cumple años de una amigo, conocí a un tipo que tenía un Ferrari California. Pensando que sería un tipo millonario, y no habiendo tenido nunca antes la oportunidad de hablar con un propietario de un super coche en circunstancias relajadas, no me corté un pelo en preguntarle un montón de cosas sobre su coche.

Lo primero que me sorprendió es que el coche lo había comprado de segunda mano con 15.000km, y había pagado 145.000 euros. Menos de la mitad de su valor nuevo. Luego supe que no era un millonario, obviamente tenía un poder adquisitivo alto, pero tenía que trabajar para vivir, y según me contó, mucho. También supe, que antes comprarlo, estuvo años investigando si podría mantenerlo, (ya que un cambio de aceite de un Ferrari cuesta más de 1000 euros, y a estos coches se lo tienes que cambiar más a menudo.) si podría pagar el seguro, los neumáticos………..y las averías. Porque los super deportivos se averían, y más de lo que nos imaginamos.

Tras nuestra charla, me quedó claro una cosa, si eres un verdadero apasionado de estos coches, puedes conseguir uno a un precio “razonable”, pero también me quedó claro, que el sacrificio que te supondrá su mantenimiento, igual no te compensa.

Supongamos que te haces con un coche de estos. El seguro, y tiene que ser a todo riesgo, te costará alrededor de 10.000 euros al año. Además, cada marca, te casi obligará a hacer otro seguro a aparte, que dependiendo de la marca servirá para cubrir algunas cosas como, en el caso del California de mi conocido, la mano de obra en las reparaciones o mantenimiento.

Al ser motores con unas prestaciones enormes, el consumo de gasolina es brutal, y claro, llenar un tanque de gasolina de uno de estos coches no te va a costar 50 euros, y no te va a durar toda la semana. O sea, que ya puedes sacarte tarjeta de puntos de todas las gasolineras porque vas a acumular muchos puntos. Sobre todo si tu plan es conducir tu super deportivo todos los días.

El mantenimiento que necesita uno de estos coches, es mucho mayor que el de los modelos que usa los “mortales”, ya que al ser prácticamente obras de ingeniería únicas, será mejor que hagas caso a los tiempos que te marca el fabricante para los cambios de aceite, frenos, ruedas…etc. El cambio de ruedas, puede llegar a costar 20.000 euros, o el sistema de frenos de 5000 a 7000 euros. Por ejemplo, Ferrari recomiendo revisar sus coches cada 6 meses, y el coste de una de esas revisiones, suponiendo que el coche no tenga nada más, es de 4000 euros.

Y las averías. Porque ya hemos dicho que estos coches se averían. Y no es que se averíen más, es que tienen más probabilidades de hacerlo que otros coches, ya que sus motores trabajan a unos niveles que el desgaste de las piezas se multiplica al mismo nivel que el precio del coche. Especialmente se desgastan las cajas de cambios o los embragues. Pero puede ser cualquier otra cosa, pero llegado el momento, asegúrate de tener como mínimo 15.000 euros a mano para la posible avería.

Al final de la conversación que tuve con el propietario del California, mis conclusiones fueron muy claras, pero la podría resumir en una, los super deportivos son para super millonarios.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Si te ha gustado este post, ¡compártelo!