Todo lo que deseas saber sobre el filtro del aire, y no te atreves a preguntar

El filtro del aire es una de esas piezas que solemos mencionar alegremente cuando nos referimos a la última revisión que hemos hecho a nuestro coche. Suele ir mencionado detrás de un “Me han cambiado….” o delante de un “….estaba bien y no lo han cambiado”. Pero, ¿realmente somos conscientes de su importancia? ¿sabemos de verdad los beneficios que obtenemos al cambiarlo o limpiarlo?. Pues como en TGS nos hemos propuesto enseñarte todo lo que deberías saber sobre tu coche, aquí te contamos hoy todo lo que deberías saber sobre el filtro del aire.

El filtro del aire es una de las piezas más económicas del motor de un coche, y a la vez se considera como uno de los elementos esenciales para el buen funcionamiento del motor. Al ser tan barata su sustitución, cambiarlo es tan habitual como podría ser cambiar el aceite del coche. Por eso desde TGS te recomendamos que no escatimes a la hora de sustituirlo, ya que el coste que te va a suponer te compensa absolutamente los problemas que te podría ocasionar el tener el filtro en mal estado.

Sabemos que un motor de explosión funciona mediante la combustión en su interior de una mezcla de combustible y aire. Cuanto más puro y limpio sea ese aire la mezcla que haga con la gasoliana será mejor y todo funcionará mejor.

Pues bien, la función del filtro del aire, es filtrar de impurezas el aire que el motor necesita para hacer es mezcla. Es por ello que se sitúa al inicio del circuito donde se toma el aire para la mezcla. Si el filtro no estuviera ahí, las impurezas entrarían en la cámara de combustión y provocaría que la forma en que se quema la mezcla fuera irregular y dejando gran cantidad de residuos que se quedarían de forma permanente y literalmente “dentro del nuestro motor”. A corto plazo, no parece que pudiera ser un problema, pero a media y largo, puede ser devastador y provocar un degrado prematuro de las paredes de los cilindros. Y eso es una avería muy cara.

Circular con un filtro que haya superado el tiempo máximo de uso, aunque a primera vista no parezca estar deteriorado, no es tan malo como lo descrito anteriormente, pero no es bueno. Ya que no estará haciendo su función al 100%. Por eso debéis prestar atención a su sustitución siempre que vuestro profesional os lo aconseje. Ya que puede provocar no solo alguna avería, si no que vuestro coche consumirá más combustible y la potencia se puede ver reducida notablemente. Y un pequeño detalle, las emisiones nocivas de vuestro coche, se incrementarán lo que puede ocasionar que os lo tumben en la ITV.

Si tienes dudas de si tu filtro necesita ser substituido, acércate a TGS y te lo miraremos en un momento.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Si te ha gustado este post, ¡compártelo!